Desde los inicios de la humanidad, las personas han estado divididas en grupos, grandes o pequeños;  estos son dados por diferentes factores;  como lo es el contexto social, cultural o económico, así como nuestro género, ubicación geográfica y religión, entre otros, los cuales, en mi opinión solo han servido para crear una sociedad discriminatoria.

 

Desde que nacemos, nos enfrentamos a la lucha contra esta discriminación y desigualdad,  y al crecer nos damos cuenta como nuestro género sexual constituye un factor para dividirnos en todos los ámbitos, aunque esto puede siempre variar  según nuestra cultura y la familia en la que crezcamos.

 

Existen dos grandes grupos aceptados socialmente: hombre o mujer, y se espera que encajes a la perfección en uno de ellos, y somos criados para eso, para aprender a encajar y cumplir con el estereotipo sociocultural establecido por nuestros genitales. Y es absurdo y lamentablemente vivimos en una sociedad en que si no eres lo que se espera de ti, te discriminan, te violentan, te matan.

 

Este es solo uno de tantos  ejemplos de adoctrinamiento infantil, desde que somos pequeños nos enseñan a obedecer, no a pensar, nos enseñan a reproducir ideas prescritas y no a crearnos un propio pensamiento crítico.

 

En mi experiencia personal, me he metido en una incalculable serie de problemas y líos por pensar diferente, me ha tocado lidiar con muchos prejuicios como el ser tachada de  rebelde, de zorra, de mala influencia, e incluso hasta de loca. 

 

Considero que el mayor problema de la humanidad, es el pensar que se ha llegado al tope de la evolución social, y si nos paramos un momento a pensar ¿Quiénes son las personas que hoy en día reconocemos como grandes pensadores? Aquellos que no se conformaron, que en su tiempo fueron llamados locos, rebeldes y hasta pecadores, son aquellas personas las que hoy en día constituyen una gran colaboración para la evolución humana.

Ahora bien, si un día de estos te llaman así por no cumplir con expectativas ajenas, pienso que deberías sentirte orgullosa.

Autoras

Aureliana es una mujer que pasa sus días armando rompecabezas y buscándolos. Quiere resolver el mundo. Quiere eliminar cualquier tipo de jerarquía que esclavice.

Aureliana

Artista visual que escribe cuando el mundo de mierda se le viene encima.

Betza Violencia

Mujer, feminista, psicóloga clínica y psicodramatista en formación, busca en su trabajo la vinculación del Arte, herramienta que permite puentes entre la razón, la emoción, el mundo interno y el que puede ser exteriorizado en la creación humana. Actualmente trabaja en el Centro de Atención Psicológica, Arte y Consultoría como psicoterapeuta y en la creación de proyectos artísticos con enfoque terapéutico.

Eliza Tabares

(Estado de México, 1992) estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la UNAM. Decimonónica. Apasionada. Feminista porque no hay otro modo de ser, otro modo de ser human@ y libre.

Estefania

Lidice Villanueva

Magally Gallegos

Ninde

Noyola