Sinceramente he estado harta de las #Lady’s y #Lord’s que han salido por todas partes del país, en lo personal ya ni veo las noticias al respecto y me limito a continuar con otras cosas en las redes sociales. Sin embargo, esta semana ha llamado mi atención #LadyCoralina, que por cierto tiene nombre y me evitaré a darlo porque no es lo que ha estado rondando en mi cabeza con mucha molestia.

Los actos que ella hizo en su despedida de soltera únicamente a ella le competen, los acuerdos en su relación y términos de convivencia son cuestiones de pareja no de la prensa, no de las redes, no de creadores de memes, no de las millones de personas que usan internet, a nadie más que a ella y a él. Lo que a nosotras y nosotros nos debería de importar es el escarmiento público que se le está haciendo, la violencia en la que se está viendo envuelta pues de puta no la bajan y hasta se han puesto creativOs para castigar, y sí, hago énfasis en la O pues son los hombres de quién he observado ese flujo creativo.

El año pasado, sólo en Jalisco, hubo 150 feminicidios y durante los primeros 5 meses del 2016 se registraron 46. La violencia contra nosotras está en aumento, nos están atacando por todas las trincheras que podamos imaginar. Para esta sociedad patriarcal sólo existen dos tipos de mujeres “las santas” vs. “las putas” las primeras merecen el respeto porque acatan las órdenes machistas y, las segundas, merecen lo peor pues viven su sexualidad diferente. Desde niñas nos enseñan que “hay que cerrar las piernas” y muchas mujeres aprenden a ser parte de esa cacería de putas pero ninguna (que yo he visto) les desea la muerte tan abiertamente como lo hacen los hombres.

Esta semana, bajo el #Lady… (ya ni quiero escribirlo), a una de nosotras la sometieron, señalaron y juzgaron. Como si no fuese suficiente, el machito de su ex prometido la citó en un hotel y le desfiguró la cara a golpes ¿no se dan cuenta? ella podría ser una próxima víctima del feminicidio, gracias a que todo el mundo se siente con el derecho de meterse en su vida, en cómo vive su sexualidad pues si hubiese sido un hombre otra sería la historia.

 

Hermana(s) que sin justificación alguna te están señalando como puta, yo te apoyo. Quiero decirte que me molesta lo que estás viviendo, que justo esto hace que sea una feminista enojada, que grita y pisa fuerte contra el patriarcado; quisiera que supieras que no estás sola, que somos manada y que ante cualquier violencia todas nos reunimos y podemos responder. Estamos despertando y la pesadilla del patriarcado se está convirtiendo en algo real, somos muchas y ya no tenemos miedo, así que únete y juntas (por supuesto, que los hombres tendrían que acudir al llamado) eliminemos este sistema que justifica las violaciones por lo que tenemos puesto, que justifica el acoso porque somos bonitas, que justifica nuestras muertes porque “si no eres mía no, eres de nadie” y, sobre todo, que justifica el que seamos oprimidas porque nacimos y nos asumimos como mujeres.

Autoras

Aureliana es una mujer que pasa sus días armando rompecabezas y buscándolos. Quiere resolver el mundo. Quiere eliminar cualquier tipo de jerarquía que esclavice.

Aureliana

Artista visual que escribe cuando el mundo de mierda se le viene encima.

Betza Violencia

Mujer, feminista, psicóloga clínica y psicodramatista en formación, busca en su trabajo la vinculación del Arte, herramienta que permite puentes entre la razón, la emoción, el mundo interno y el que puede ser exteriorizado en la creación humana. Actualmente trabaja en el Centro de Atención Psicológica, Arte y Consultoría como psicoterapeuta y en la creación de proyectos artísticos con enfoque terapéutico.

Eliza Tabares

(Estado de México, 1992) estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la UNAM. Decimonónica. Apasionada. Feminista porque no hay otro modo de ser, otro modo de ser human@ y libre.

Estefania

Lidice Villanueva

Magally Gallegos

Ninde

Noyola