Cada día que pasa, cada viernes por la noche, cada momento, cada nueva experiencia que vivo me hacen darme cuenta de lo mucho que nos hace falta evolucionar, de lo machista que es aún la sociedad y de cuanto nos queda por luchar para alcanzar la igualdad entre géneros y respeto hacia cada persona, cuánto nos falta aún para acabar con el sistema patriarcal que atenta contra nuestra dignidad como mujeres libres.

Anoche volvió a pasar, un viernes por la noche, una discoteca, una noche increíble, pero me ha dejado con un mal sabor de boca las circunstancias con las que tuve que lidiar,  y pase casi toda la madrugada reflexionando entristecida y asombrada  sobre el poco respeto que se le tiene a una mujer cuando dice que no

cuando no quiere bailar,

cuando no quiere el trago que la invitan,

Cuando no quiere hablar,

cuando no quiere besar,

cuando no quiere que la toquen,

cuando no quiere irse,

cuando simplemente no.  

El machismo muchas veces se presenta de maneras discretas, implícitas y a veces la gente ni lo nota, los micromachismos que a veces son vistos incluso como algo normal

                              ¿cómo puede ser normal una falta de respeto?

Hoy en día existen prejuicios muy injustos hacia nosotras, se suele pensar que si hablamos de esta forma o si vestimos de esta otra forma es porque insinuamos algo.

Anoche me volvió a pasar, las faltas de respeto por como vestía y por como bailaba llovieron hasta la madrugada y fue injusto, fue injusto que insistieran, fue injusto que no tomaran en serio mis decisiones, fue injusto que no respetaran mi derecho a decir no.

Yo creo que todas las mujeres nos identificamos con el sentimiento, con el dolor,  con la incomodidad que se siente una mirada morbosa, una mano larga, un piropo ofensivo, son todas formas de hacernos sentir inseguras, en peligro, vulnerables, son pequeñas formas de matarnos, y no es justo, ¿Por qué no podemos sentirnos en la libertad de ser quien somos?

Anoche volvió a pasar y me da miedo pensar que así será siempre.

 

Autoras

Aureliana es una mujer que pasa sus días armando rompecabezas y buscándolos. Quiere resolver el mundo. Quiere eliminar cualquier tipo de jerarquía que esclavice.

Aureliana

Artista visual que escribe cuando el mundo de mierda se le viene encima.

Betza Violencia

Mujer, feminista, psicóloga clínica y psicodramatista en formación, busca en su trabajo la vinculación del Arte, herramienta que permite puentes entre la razón, la emoción, el mundo interno y el que puede ser exteriorizado en la creación humana. Actualmente trabaja en el Centro de Atención Psicológica, Arte y Consultoría como psicoterapeuta y en la creación de proyectos artísticos con enfoque terapéutico.

Eliza Tabares

(Estado de México, 1992) estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la UNAM. Decimonónica. Apasionada. Feminista porque no hay otro modo de ser, otro modo de ser human@ y libre.

Estefania

Lidice Villanueva

Magally Gallegos

Ninde

Noyola